19 abril, 2014

Leche frita sin gluten



*Buenísima…Yo ya las hacía pero con otras medidas, pero llegó mi hermana y me dijo las que ella utilizaba y la verdad, de consistencia mucho mejor. Le he añadido algo más de azúcar de la cantidad que ella me dijo y ha quedado muy bien. Será por me gusta tanto, que al recordar me voy a poner otra vez a preparar otra tanda para mañana.

Ingredientes:

Para la leche frita:
1 Litro de leche (a ser posible entera)
120 gramos de harina fina de maíz
140 gramos de azúcar
1 rama de canela
1 piel de naranja o limón

Para freir:
2 huevos
Harina de arroz
Aceite vegetal

Para el rebozado:
1 taza de azúcar
2 ó 3 cucharadas de canela en polvo

Preparación:

Para la leche frita:
Del litro de leche que tenemos, reservamos un vaso y el resto la ponemos en un cazo a calentar junto a la canela y la piel del cítrico y cuando rompa a hervir la apartamos, tapamos y dejamos infusionar un rato.

Mientras tanto, en un bol pequeño mezclamos el azúcar con la harina. Añadimos el vaso de leche apartada y diluimos la mezcla. Reservamos.

Colamos la leche y volvemos a ponerla al calor y cuando rompa a hervir, apartamos la olla y añadimos la mezcla del bol reservado. Mezclamos enérgicamente.

Volvemos a poner al calor, moviendo continuamente hasta que rompa a hervir de nuevo. Irá espesando conforme vaya subiendo la temperatura del preparado y cuando hayamos conseguido una crema espesa, apartamos.

Preparamos un molde, bandeja o recipiente ancho y de no mucha altura, colocamos film transparente sobre su superficie o bien mojamos con agua (así no se pegará  nuestra preparación al molde). Volcamos la misma, ponemos otro film transparente sobre su superficie, con el fin de que no se reseque y alisamos bien y reservamos hasta que temple. Metemos al frigorífico unas horas (yo la dejo reposar toda una noche) pero con unas 4 horas bastará para que esté firme.

Para freir:
Sacamos de la nevera la mezcla, que estará firme y la cortamos del tamaño que queramos (a mí me gusta en cuadrados pequeños). También preparamos dos boles pequeños, uno con harina y otro con los huevos batidos.

Ponemos en una sartén abundante aceite y cuando esté caliente, con calor medio, pasamos las porciones primero por la harina y acto seguido por el huevo y freímos hasta que estén algo doraditas. Sacamos y dejamos escurrir en un plato con papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite.

Para el rebozado:
En un cuenco que tenemos con una mezcla de azúcar-canela, vamos pasando las porciones de leche frita rebozándolas aún en caliente para que se adhiera mejor el mismo. Colocamos sobre la bandeja o plato de presentación. Comemos cuando esté fría. Aunque a mí me gusta caliente también, pero dicen que no es bueno.

Espero que os guste, un beso.


Publicar un comentario