31 mayo, 2014

Ensaladilla rusa sencilla con lactonesa



*Bastante sencilla pensando en los niños, que según los míos, si les hecho más ingredientes dicen que tiene muchas cosas. En fin, lo que importa es que es muy socorrida y teniéndola en el frigorífico en un recipiente cerrado nos sirve de comodín para varios días. 
*Lo que llamo lactonesa, con el ajo, le llamaríamos por lo menos por donde yo vivo Ali-Oli (falso ali-oli), porque sabemos que el verdadero no lleva leche y se hace con aceite de oliva.

Ingredientes:

2 kilos de patatas
4 latas de atún en aceite
100 gramos de aceitunas sin hueso
5 huevos
Sal
Un pelín de vinagre de vino

Para la lactonesa:
½ vaso de los de agua, de leche
1 y ½ de los de agua, de aceite vegetal
Sal
Unas gotas de limón
Medio ajo (opcional)

 Preparación:

En un cazo con agua, sal y un poco de vinagre cocemos los huevos (diez minutos desde que comience a hervir). Sacamos y ponemos en agua fría, hasta que se enfríen, si es preciso se va refrescando. Los pelamos, los picamos y reservamos.

Pelamos las patatas, lavamos y partimos en trozos medianos. Ponemos en una olla agua a calentar y cuando rompa a hervir las introducimos con sal. Cuando estén tiernas (sobre 20 minutos), las sacamos del agua y las colocamos en un bol grande, las machacamos con un tenedor o utensilio machacador, que ya los hay para ello.

Abrimos las latas de atún, escurrimos el exceso de aceite e incorporamos el atún al bol donde están las patatas. Añadimos 4 huevos picados (dejamos 1 para decorar), incluimos las aceitunas (dejamos unas 10 ´o 12 para decorar) y mezclamos bien todo. Reservamos y esperamos a que se enfríe la preparación.


Preparación de la lactonesa:


Nota: La cantidad del aceite a utilizar es orientativa.

Echamos en el vaso de la batidora la leche, un poco de sal y trozo de ajo pelado (es opcional) sobre todo por si hay niños o personas que les siente mal. Para comenzar a batir, añadimos igual cantidad de aceite que leche hemos puesto, colocamos el brazo batidor en posición vertical y sin moverlo mantenemos batiendo unos segundos.

Cuando comience a espesar, despacio añadimos en hilos el aceite restante y batiendo con el brazo  a la misma vez con movimientos envolventes. Una vez haya espesado, paramos de batir, añadimos un poco de limón, mezclamos manualmente y rectificamos el punto de sal.


Vertemos casi la totalidad de la lactonesa en el bol una vez haya enfriado algo la ensaladilla, porque si no absorberían mucho las patatas la salsa. Mezclamos bien.

Presentación:
En una bandeja o plato grande vertemos el preparado del bol, colocándolo bonito y firme. Repartimos parte o el resto de la lactonesa sobre la ensaladilla, según veamos, procurando que quede una capa gruesa de la salsa, porque así la protege y evita que se zapateen las patatas, manteniendo la ensaladilla como recién hecha. Alisamos la superficie y decoramos con los ingredientes reservados u otros según nos guste.



Publicar un comentario