15 octubre, 2014

Tarta de Fresa y nata sin gluten


*Muy suave y esponjosa. Una delicia,


Ingredientes:
Para el bizcocho:
4 huevos
1 yogur natural
1 pizca de sal
2 ½ medidas del vaso del yogur de azúcar
2 ½ medidas del vaso del yogur de harina de arroz
1 ½ medidas del vaso del yogur de harina fina de maiz
1 medida del vaso del yogur de aceite de maiz
1 sobre de levadura química

Para el relleno:
1 tarrina de 200 gr. de queso de untar sin gluten
4 cucharadas colmadas de azúcar glasé
½ bote de mermelada de fresa

Para la cubierta:
300 gramos de nata para montar
4 cucharadas colmadas de azúcar glasé
Colorante en polvo de fresa sin para espolvorear (opcional)
Un puñado de fideos de colores sin gluten

Preparación:
Del bizcocho:

Precalentamos el horno a 170ºC.
En un bol, introducimos todos los ingredientes y mezclamos con varilla manual o varillas eléctricas. Volcamos la mezcla obtenida en un molde previamente engrasado y enharinado o cubierto con papel vegetal.


Introducimos en el horno por unos 40 minutos o que pinchándolo con un palillo o punta de cuchillo comprobemos que está hecho (depende de cada horno). Sacamos y dejamos enfriar en el mismo molde unos 10 minutos. Después podemos sacarlo y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

Del relleno:
Ponemos en un bol la mitad de un bote de mermelada de fresa e introducimos en el microondas unos segundos, así no estará tan espesa. Sacamos e incluimos en el bol el contenido de la tarrina de queso cremoso, el azúcar glasé y mezclamos bien.

De la cubierta:
En un bol amplio montamos la nata, acto seguido incluimos el azúcar glasé y mezclamos despacio con movimientos envolventes.

Montaje:

Una vez frio el bizcocho, lo cortamos por la mitad y untamos el preparado reservado para el relleno sobre una de las partes. Colocamos la otra parte encima, presionando ligeramente sobre la misma para que unan las dos, no se separen y quede integrado el relleno.

Después untaos la parte superior con la nata montada que hemos preparado para la cubierta al final del proceso de montaje. Primeramente, alisándola toda con una espátula o cuchillo ancho y después haciéndoles unas ralla como decoración o como queramos.

Terminamos de decorarla por los laterales con la boquilla que deseemos (yo empleé de estrella), si queremos, podemos seguir decorando con otras formas de nata. Y por último, unos fideos de colores, por ejemplo. Y lista…

Publicar un comentario