24 mayo, 2016

Bastoncitos de palitos de cangrejo (surimi) sin gluten


*Mirad que idea! Las aburridas barridas de surimi o también conocidas como palitos de cangrejo pasan a ser unos crujientes entrantes o aperitivos llenos de proteínas. Una delicia para picar.

Esta entrada la publiqué ya hace algún tiempo, pero la verdad es que fue junto con otro post y no le día la importancia que merecía. Así que ahora si me quedo tranquila dándole el espacio que se merece porque están divinos.

También  tengo de decir que esta idea no es mía, la vi por ahí hace muchos años en alguna  de las redes sociales donde rebuscamos las personas que nos gusta todo lo concerniente el buen comer. Concretamente cuando perseguía trucos para matar el hambre en una etapa donde quería dejar algunos quilitos, jeje. En fin, no me enrollo más  y vamos a su sencilla elaboración.

 Ingredientes:


Unos palitos de cangrejo (surimi) sin gluten
Hierbas aromáticas (opcional)

Preparación:


Tomamos las porciones de palitos que queramos o necesitemos, los desenroscamos. Sobre un plato plano de un tamaño que quepa en el microondas ponemos un par de papel absorbente de cocina y colocamos 4 porciones ya desenroscadas y extendidas (más no caben), ahora es el momento de esparcir las hierbas aromáticas que más nos guste. Tapamos con más papel y colocamos otro plato encima. Podemos seguir añadiendo platos con sus papeles y palitos cuantos queremos, yo hice 8 porciones.


        sacamos los rollitos                                   los extendemos

 
     
      tapamos con otro plato                     (los primeros 3 minutos)

Metemos al microondas por unos 3 minutos, sacamos con cuidado porque quema todo, destapamos, los retiramos de los papeles, que estarán empapados y repetimos la operación nuevamente exactamente igual dos veces más (para esa cantidad y dependiendo del microondas) hasta que queden secos los palitos.

Aunque depende de cada microondas y la cantidad que metamos a secar, se va notando su evolución porque cada vez los papeles estarán menos húmedos, eso sí, retiraremos rápido las planchitas de surimi de los mismos porque si no, se quedarán pegadas a ellos, sobre todos al final del proceso porque están más secos.

                                                          (con 6-7 minutos)


Una vez hayan enfriado, cortamos con una tijera con cuidado y colocamos en unos vasitos o como mejor veamos, dispuestos a consumirlos como aperitivos o acompañamiento.

                                                          
 (con 9 minutos) 

 Nota: Volví a meterlos un par de minutos más una vez cortados porque me pareció que aún estaban los palitos algo blanditos. Respecto a añadirles un poco de la hierba aromática que más nos guste. A mí concretamente me gustan así tal cual con su sabor que el microondas lo intensifica más aún. 

Espero que os haya gustado. Un beso



21 mayo, 2016

Bolitas de bizcocho de vainilla light sin harina y sin gluten

*Un antojo para cualquier momento del día o como acompañamiento perfecto de una infusión y con apenas calorías. Y lo más importante es que las hacemos mientras esperamos que se haga la bebida o café a tomar. Biennn!!!

Ingredientes:

1 huevo
4 cucharadas de leche en polvo desnatada (apta)
1 cucharadita de levadura (apta)
8 gotas de edulcorante líquido (apto)
5 gotas de aroma de vainilla (apta)
Canela en polvo (apta)

Preparación:

En un bol pequeño batimos el huevo, añadimos despacio las cuatro cucharadas de leche en polvo tamizadas junto a la levadura y mezclamos bien hasta quedar una homogénea la mezcla. Por último, añadimos el edulcorante y el aroma y terminamos de mezclar.


Cogemos un molde de cubitos de silicona apto para microondas, lo engrasamos un poco y vertemos la masa en los huecos por la mitad más o menos. Metemos en el microondas por 1 minuto y medio y si aún creéis que no están, ponemos otros 30 segundos (aunque nos puede confundir esos 30 segundos y quedarnos duras las bolitas).

  


 Sacamos el molde con cuidado y lo desmoldamos sobre una rejilla o plato para que se enfríen y no queden húmedas las bolitas de bizcocho. Las recortamos con una tijera de cocina los posibles salientes que puedan quedar en ellas, si los hay (para que queden con su formita).Colocamos en un plato bonito y esparcimos un poco de canela en polvo por encima. Y ya están listas para comerlas.

Espero que os gusten,






01 mayo, 2016

Bocados de chocolate sin gluten

*Parece una tontería pero a los críos les ha encantado, se los rifaban y además les he podido controlar la cantidad repartida para que no abusen. Lo resultona que puede ser una simple tableta de chocolate presentada de una forma diferente. 

 Ingredientes:

Una tableta de 200 gramos de chocolate de cobertura sin gluten
25 gramos de mantequilla
Frutos secos troceados (opcional)

Preparación:

Tomamos un cazo, añadimos un poco de agua y lo ponemos a calentar. Troceamos el chocolate e igualmente la mantequilla en un bol, acto seguido lo colocamos sobre el cazo con el agua hirviendo. Es importante que el agua no esté en contacto con el bol.

Vamos mezclando de vez en cuando hasta quedar derretido el chocolate por completo. Seguidamente llenamos con cuidado unos moldecitos, bien de silicona o de plástico.

Si nos apetece a algunos de ellos podemos ponerles unos frutos secos troceados o enteros. Para ello, los colocamos en el fondo del moldecito que queramos antes de verter el chocolate. 

Esperamos a que se enfríen y solidifiquen unas horas, si tenemos prisa adelantamos un poco metiéndolos en el frigorífico, aunque para degustarlos mejor a temperatura ambiente. 

Los sacamos de los moldes y colocamos en una bandeja o plato de presentación, bien directamente o sobre unos moldes de papelillos y listo. A disfrutarlos pequeños y mayores.

Nota: He improvisado con este tipo de chocolate porque no tenía otro a mano, pero con otras variedades de choco…choco, ya me los estoy imaginando…

Espero que os guste,

25 abril, 2016

Ternera al estilo oriental sin gluten


*No suelo hacer mucho la ternera en mi casa porque me reniegan (sobre todo los peques), pero he dado un poco con la tecla elaborándola de esta manera. Se la comen muy bien (apartándoles algún ingrediente que otro), así que por fin consigo que la coman.


Ingredientes:

400 gramos de filetes finos de ternera
2 pimientos rojos
1 cebolla mediana
2 ajos
1 cucharadita de comino molido sin gluten
1         “           “   jengibre    “        “      “
1         “           “   pimentón   “       “      “
2 cucharadas de vinagre de arroz
“         “            “   salsa de soja sin gluten (salsa tamari)
1        “            “   harina fina de maíz
½ vaso de agua o caldo de carne
Sal
Pimienta
Aceite de maíz



Preparación:

Lo primero que hacemos en cortar en trozos más pequeños los filetes de ternera, dependiendo del tamaño de cada filete, en 4 o 5 trozos. Acto seguido los salpimentamos y en una sartén, mejor tipo work (yo en normal amplia) los marcamos con unas pocas cucharadas de aceite de maíz u otro tipo de aceite vegetal por muy poco tiempo (sólo sellarlos) y los reservamos.

En la misma sartén y sin limpiarla añadimos otras tantas cucharadas de aceite, los ajos laminados y casi de inmediato la cebolla picada pequeña añadiendo un poco de sal (no mucha). La dejamos pochar con calor medio un poco, removiendo de vez en cuando y pasados unos minutos incorporamos los pimientos en trozos medianos. Los tenemos un rato haciéndose, teniendo cuidado de que no se peguen. 

 
 Después de unos 5 minutos añadimos la carne, las especias y la harina mezclando un poco todo para que se integre la harina. Acto seguido añadimos el vinagre, lo dejamos reducir un poco y vertemos el agua o caldo (yo agua). Dejamos un rato cocer hasta que reduzca la salsa y se ponga tierna la carne. Si fuese preciso añadir más agua o caldo, lo hacemos. Por último añadimos la salsa de soja, comprobando el punto de sal ya que durante la elaboración no se le ha echado casi nada por  el motivo de la salsa tamari. Dejamos cocer por un par de minutos más y servimos. 
Buen provecho.
 

Espero que os guste,

09 marzo, 2016

Arroz con pollo y caldo de cilantro



*Un sabor diferente a probar.
Dicen que el cilantro, culantro europeo o perejil chino entre otros nombres depende donde se consuma, es una especie que, o bien te apasiona o la odias. A mí me enganchó, aunque tengo que reconocer que la primera vez me resultó muy extraña. Poco después la eché de menos y pronto comenzó a formar parte de mi lista de la compra y más sabiendo después las múltiples propiedades saludables que tiene. Así que, merece la pena aficionarse a su gran sabor.

Ingredientes:


½ kilo de pechuga de pollo
2 pimientos del padrón (a ser posible)
2 ajos picados
2 tomates secos
2 vasos de los de agua de arroz redondo
4 ½ vasos de agua
4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
1 hoja de laurel
1 cayena (opcional)
Pimienta negra recién molida
Medio limón
Un manojo de cilantro (como para una taza de sus hojas)




Preparación:


Primeramente colocamos las hojas de cilantro lavadas  con las medidas de agua en una batidora, batimos bien y dejamos reposar. Los tallos los anudaremos y uniremos después a la cocción.

Ponemos a calentar una cazuela, echamos el aceite,  incorporamos las pechugas troceadas, las marcamos, salpimentamos y seguido los ajos picaditos, añadimos los pimientos, los tomates secos, el laurel y la cayena (rota si queremos un toque más picante). Sofreímos un poco, añadimos el arroz y mezclamos un poco.

Vertemos el caldo de cilantro que teníamos reservado infusionándose junto con la atada de sus tallos. Cuando comience a hervir, aflojamos a calor bajo y dejamos cocer.

A media cocción (unos diez minutos),retiramos los tallos, echamos el zumo de medio limón y rectificamos de sal si hiciera falta y seguimos con la cocción hasta que el arroz se haga. Apartamos y dejamos reposar unos minutos antes de servir. Decoramos con unas hojas de cilantro recién picadas. 

Espero que os guste,


16 febrero, 2016

Mermelada de fresa natural


*No he podido resistirme… 

Ingredientes:

1 kilo de fresas (sin impurezas)
1 kilo de azúcar
Zumo de limón

Preparación:

Tomamos las fresas y con la punta del cuchillo rodeamos el tallo de cada una de ellas y los quitamos, procurando quitar lo mínimo posible, las lavamos y troceamos en porciones pequeñas  y las colocamos en un escurridor un rato para que suelten el exceso de agua.

Después las pesamos y ponemos en una olla o cazuela junto con la misma cantidad de azúcar (yo puse algo menos porque no me gusta muy dulce) y un chorreón de zumo de limón. 

Ponemos a cocer con calor moderado primeramente hasta que dé el primer hervor y después lento, removiendo de vez en cuando hasta que reduzca considerablemente y quede cremosa la mezcla. y ya está. 

Colocamos en un par de tarros de cristal (aprovechados de otras mermeladas) dejando como un dedo de espacio hasta el filo del mismo, dejamos enfriar tapados y boca abajo. Si os parece algo fluida, no os preocupéis, quedará más espesa cuando enfríe totalmente.

Nota: No he hecho mucha cantidad de mermelada (no completé dos tarros), porque ésta es para consumirla en unos días, pero cuando las fresas estén bien de precio podéis hacer más cantidad para varios meses con el procedimiento clásico de envasado.

Espero que os guste,