05 diciembre, 2014

Tarta de Santiago sin gluten



*Un clásico de la gastronomía española, en concreto la gallega. Es una tarta que siempre repetimos y repetimos en distintas ocasiones y nunca nos cansamos de degustarla. Exquisita...

Ingredientes:

5 huevos
1 pizca de sal
250 gramos de azúcar (puse 225 gramos)
250 gramos almendras molidas
Ralladura cascara de ½ limón (solo parte amarilla)
½ cucharadita de café de canela
Azúcar glasé (para la decoración)
Un poco de mantequilla o aceite suave y harina fina de maíz (para el molde)

Preparación:

Precalentamos el horno a 190ºC.

Preparamos un molde redondo y no muy alto de unos 26 centímetros, untándolo con mantequilla o aceite suave y repartiéndole por todo su interior harina fina de maíz y sacudiendo el exceso.

Preparamos dos bol y rompemos los huevos y separamos las claras de las yemas.

En un bol ponemos las 5 yemas de huevo con el azúcar (yo he puesto algo menos porque la prefiero con algo menos de azúcar, aunque). Batimos bastante con varillas manuales e incorporamos las almendras molidas, la canela y la ralladura de limón y mezclamos despacio. Reservamos.

En el otro bol batimos con varillas eléctricas las 5 claras de huevo con la sal hasta alcanzar un punto de nieve ligero. Las añadimos a la mezcla reservada en varias veces y siempre con movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla resultante en el molde, tapamos con papel de aluminio y metemos al horno. Bajamos la temperatura a 170ºC. y horneamos unos 40 minutos, abrimos y pinchamos para comprobar la cocción pinchando con un palillo o punta de cuchillo (ya sabemos que cada horno es distinto). En el mío seguí horneando otros 5 minutos con el molde destapado.

Cuando esté fría colocamos la imagen de la Cruz de Santiago centrada sobre la misma (yo me la dibujé en un folio recordando más o menos como era y la recorté), no tenía tinta la impresora. No obstante, si no os pasa como a mí, os metéis en internet y hay infinidad de imágenes de esta cruz para que la imprimáis.

Nota: Monté las claras a punto de nieve para obtener un resultado más esponjoso, pero la verdad es que el resultado es el mismo. Así que la conclusión sacada es que no compensa ese paso, seguiré como siempre, batiendo mis huevos sin separaciones, jeje.

Espero que os guste, besos.


Publicar un comentario