07 mayo, 2014

Buñuelos de bacalao sin gluten



*Buenísimos. Hacía tiempo que no los hacía y ahora ya ni sé las veces que los he hecho desde que llegaron las fechas pasadas de Semana Santa. Los hice y en mi casa que ya no se acordaban de ellos, desde entonces no paran de pedírmelos. Y la verdad, no me disgusta, porque es un alimento bastante completo, si nos olvidamos de que son fritos.
Ya me las he ingeniado para hacerlos al horno (menos calóricos), o bien sustituyo el bacalao por otro tipo de pescado.
Los comemos de muchas maneras, tanto como entrantes, a veces acompañando a otras preparaciones o de segundo con un arroz cocido, mismamente puede servir como plato único junto a otros alimentos.  En fin, que el no comer pescado en mi casa se ha acabado y sobre todo contenta por los peques que de esta manera comen pescado.


Ingredientes:
200 gramos de migas de bacalao
2 patatas medianas
2 huevos
Unas cucharadas de harina fina de maíz
1 pizca de bicarbonato
1 cucharada de perejil fresco picado (el envasado también vale)
2 ajos picados
Agua
Aceite de oliva suave (para freír)

Preparación
En un cazo con un poco de agua hirviendo cocemos las patatas peladas y troceadas en pequeños trozos, así se hacen antes; no les echamos sal porque ya la asume del bacalao. Unos minutos antes de terminar la cocción, introducimos las migas de bacalao desaladas un poco y cocemos unos minutos más. Sacamos todo del cazo y reservamos para que se templen.

Mientras en un bol ponemos los huevos, los ajos y el perejil y los batimos. Una vez templadas las patatas y el bacalao, los incluimos en el bol y machacamos con un tenedor. Echamos un par de cucharadas de la harina y el bicarbonato, mezclamos y según veamos la consistencia de la mezcla, añadimos harina hasta conseguir que queda un tanto espesa la masa.

Ponemos abundante aceite en una sartén  con calor medio, tomamos una porción de la mezcla con una cucharilla de postre y con otra cucharilla la empujamos con cuidado al aceite caliente. Freímos por tanda hasta acabar la masa, colocando los buñuelos en una bandeja o plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Servimos calientes.



Publicar un comentario