25 abril, 2014

Pimentón viudo


*Este plato es típico de donde yo vivo y ahora que estoy escribiendo la receta, me voy dando cuenta que, en verdad, he tuneado bastante la receta del “Pimentón” almeriense, pero no importa, está buenísimo así. Ah! lo hago bastante caldoso porque nos encanta tomarlo cuando hacemos migas. Así que con el caldo sobrante al día siguiente, toda “Migas”.

Ingredientes:
1 tomate grande maduro
3 pimientos rojos asados
1 hojas de laurel
1 cabeza de ajos
1 cebolla
4 patatas grandes
4 cucharadas de aceite virgen extra
4 granos de pimienta negra
Unas hebras de azafrán
Sal
1 cucharada de pimentón dulce
¼ de cuchara de pimentón picante (opcional)
2 litros de agua

Para el majado:
4 dientes de ajo
1 cucharada de comino en grano
Preparación:
Ponemos a cocer una olla con el agua y todos los ingredientes menos los pimientos y las patatas. Cuando rompa a hervir el caldo, lo bajamos a calor medio, dejamos cocer un ¼ de hora y echamos las patatas y seguimos cociendo otros 15 minutos.

Mientras tanto, hacemos el majado en el mortero con las hebras de azafrán, los dientes de ajo crudos y la cucharada de granos de comino. Sacamos el tomate de la olla y lo machacamos junto al majado del mortero, se desecha la piel una vez hecha la pasta.

Cuando falte 5 minutos para que las patatas estén hechas incorporamos los pimientos asados y el majado. Apartamos del calor e incorporamos el pimentón y volvemos a poner la olla al calor, comprobamos como está de sal. Cuando notemos que va a comenzar a hervir, apartamos. Y, ya está…porque según el dicho: PIMENTÓN HERVIDO, PIMENTÓN PERDIDO. o por lo menos eso decimos por aquí.

Nota: Un ingrediente principal importante es el pescado frito incorporado al final de la cocción, que no lo incluyo, es por eso que le llamo “pimentón viudo”; la razón es porque no les gusta con el pescado a mis niños. Tampoco le incluyo el majado al caldo, el sabor se lo doy a través de un colador grande que coloco sobre el caldo de la olla esos cinco minutos últimos de cocción (después no lo echamos nosotros en nuestros platos). Pero el sabor que tiene este guiso es tan bueno, que para nada se echa de menos el que no lleve pescado. 

Publicar un comentario